viernes, 23 de octubre de 2009

Si es que los "japos" no tienen límite

En tema de bromas, está claro que no todo vale.
En un programa de cámara oculta un joven se ve envuelto en un falso tiroteo en el que supuestamente todos mueren salvo él. Pero claro el no sabe que es una broma y es tal la tensión a la que es sometido, que acaba en estado de shock.

Un poco pesada la bromita no te parece.