domingo, 17 de octubre de 2010

Mi calle...

... un domingo a las cuatro de la tarde. ¡¡Que depresión!!

3 comentarios:

Oso dijo...

Esas son horas de echarse la siesta ¡leñes!

raul_ams dijo...

Si es que ese es el problema. Últimamente, la hora de la siesta se produce casi a cualquier hora...

Iván. dijo...

Si es que el domingo es para descansar!!!