jueves, 9 de abril de 2009

Dragon Ball: Evolution

En ningún momento fue mi intención ver esta película ya que considero que hacer una película basada en esta historia es realmente complicada porque pasan demasiadas cosas en la serie como para ser plasmadas en poco mas de 1 hora y media (algo parecido a lo que ha pasado con El Código Da Vinci).
A lo que iba, ojeando mis webs habituales encontré un enlace a ionlitio donde se escribe la crítica más ¿ácida? leída por un servidor sobre una película.
Sólo un pequeño adelanto de lo que puedes leer en la crítica, si es que decides leerla (no olvides que en ella te destripan el argumento, así que tu decides...):
  • “Dragonball: Evolution” es el mayor montón de mierda que he visto en una pantalla desde “Moonwalker”, y, aunque hablo metafóricamente, he tenido en cuenta la pila de excrementos de triceratops de “Jurassic Park”.
  • El problema es que “Dragonball: Evolution” es mala a rabiar, y cualquier persona con un mínimo de gusto, sea o no aficionada a “Dragon Ball”, se dará cuenta de ello al instante.
  • Resulta que Goku está coladísimo por su compañera de clase Chi Chi, lo que se evidencia para escarnio de toda la audiencia cuando nuestro “héroe” empieza a soñar despierto y se imagina a la chica en un paisaje bucólico mordiendo sensualmente una pieza de fruta.
  • Mai es la nueva sicaria de Piccolo. Su papel se reduce a mostrar canalillo.
  • Aún no se que es peor, si la pinta de Bulma de fulana barata o los efectos digitales.
  • Como seguramente recordaréis, tanto en el manga, como en el anime, Son Goku ve esta técnica por primera vez cuando el maestro Mutenroshi la utiliza para apagar las llamas del monte Frypan, y como el chaval es un hacha de las artes marciales, asimila el ataque al instante. Aquí, en cambio, Goku aprende el Kame Hame Ha por las ganas que tiene de trincarse a Chi Chi.
No te pongo nada más porque si no te pego el artículo completo y no es plan...
Si quieres seguir leyendo pincha aquí.